23.3 C
Santo Domingo
domingo, mayo 26, 2024

Miss República Dominicana: diversidad e inclusión

RealidadesRD

POR ESTELA ABREU

Desde niñas, muchas soñamos con ser hermosas princesas. Con el paso del tiempo, vamos dejando de soñar. Bien sea porque los estigmas van descartando los anhelos o las trabas de nuestra condición van perfilando nuestro rol social, dejamos de lado las fantasías que nos llevaban a imaginar todo lo que algún día podríamos llegar a ser. Sin embargo…

Nos estamos dando de frente con lo que parece ser una revolución de la inclusión y la diversidad femenina. La organización de Miss Universo, y con ello el concurso Miss República Dominicana, tomaron la bandera y empezaron a transformarse ¿Acaso se ha visto algo más femeninamente revolucionario que intentar definir la belleza bajo nuestros propios términos?

Esta transformación, busca demostrar un nuevo modelo de lo que debería ser la definición de femineidad. Más humanas y más reales. Este paso inició con la impactante noticia de habilitación a participación hacia candidatas que, bajo circunstancias anteriores, no hubiesen pasado las puertas del concurso.

Las administraciones del certamen, desde 2018 a 2024, han redimensionado su visión ética del concurso al eliminar reglas discriminatorias, sexistas y excluyentes, como sólo admitir aspirantes que no hayan estado casadas, sin hijos , sin medidas corporales estereotipadas, límites de edad o incluso ni pensar que pertenecieran a la comunidad LGTBIQ+.

Asimismo, incrementó sus rigores al preferir aquellas representantes con trayectoria de trabajo social o comunitario o que demuestren interés por contribuir a causas de desarrollo humano, además del manejo de otras habilidades propias del certamen. Con esto, se denota un esfuerzo de conversión de la imagen de un evento de acostumbradas críticas por un evento catalizador de empoderamiento femenino.

Las mujeres desde nuestra adoctrinada sutileza, gracia y delicadeza podemos inspirar cambios de gran magnetismo de masas; basta ver lo viral que se vuelven estos concursos, pues el mundo entero sintoniza esta contienda al alcance de sus posibilidades, para ver a cada candidata llevar el peso de toda una nación sobre sus hombros. Ya sea que lo amen o lo rechacen, en su mayoría conocemos a cual concurso nos referimos.

En el plano local, este próximo 05 de mayo, arrancamos la edición número 68 de Miss República Dominicana 2024 con altas expectativas. Vemos a Magali Febles como una victoriosa y preparada directora de franquicia, tras su deslumbrante asesoría a la delegación de El Salvador, país anfitrión del pasado concurso internacional. Un logro que hace imaginar con una República Dominicana igualmente capaz de asumir tal hazaña algún día.

Al mismo tiempo, este certamen trae a candidatas de todas las variedades, mujeres de todas las provincias, de raíces mixtas o provenientes de comunidades extranjeras, madres, comunicadoras, empresarias, profesionales, artistas, influencers e innumerables cualidades. Un cóctel inspirador de novedad. Provoca que, por lo menos en un instante de sintonía televisiva, queramos volver a soñar con reinas y coronas.

- Advertisement -spot_img

Otros artículo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Entretenimiento