23.6 C
Santo Domingo
jueves, febrero 29, 2024

Ucrania encara una semana crucial para sus relaciones con Estados Unidos y la Unión Europea

Must read

KIEV. – Ucrania encara este lunes una semana decisiva para las relaciones con sus dos principales aliados, Estados Unidos y la Unión Europea (UE), en un contexto de incertidumbre sobre la continuidad del apoyo político, militar y financiero a Kiev debido a las reticencias del Partido Republicano en Washington y de la Hungría del primer ministro Víktor Orbán.

La primera «final» para Ucrania tendrá lugar este martes en la capital de EE.UU., donde el presidente ucraniano, Volodímir Zelensk,  se reunirá con su homólogo estadounidense, Joe Biden, en pleno bloqueo en el Congreso de los 61.400 millones de dólares en nuevas ayudas a Kiev propuestos por la Casa Blanca.

Zelenski también espera reunirse con representantes de las cámaras legislativas de EE.UU., que son las que deben aprobar la partida.

El Partido Republicano rechaza dar luz verde a este nuevo paquete, sin el cual pronto dejará de haber dinero para seguir armando a Ucrania. Los republicanos exigen a Biden que corte el flujo de inmigración ilegales en la frontera con México para aprobar la ayuda a Ucrania.

Biden y su Partido Demócrata han rechazado por ahora ceder a esta exigencia republicana.

“Estaré en Washington con mi equipo: tenemos reuniones y negociaciones programadas. El presidente Biden, el Congreso. Asuntos importantes”, ha dicho Zelenski sobre este viaje de trabajo en el que aspira a desbloquear la asistencia a Ucrania antes de que el legislativo de EE.UU. entre en el receso navideño.

Una avanzadilla ucraniana liderada por el jefe de la oficina presidencial de Kiev y mano derecha de Zelenski, Andrí Yermak, fracasó la semana pasada en su intento de convencer a los senadores republicanos de que votaran a favor de los fondos.

Zelenski toma impulso en Argentina

Zelenski viaja a Washington tras asistir en Buenos Aires a la toma de posesión del nuevo presidente argentino, Javier Milei, que le dispensó un recibimiento ostensiblemente cálido.

El primer viaje de Zelenski a América Latina se produce después de meses de trabajo diplomático infructuoso para que líderes como el brasileño Luis Inácio Lula da Silva aceptaran reunirse con el jefe del Estado ucraniano en sus capitales o en Kiev.

En Buenos Aires, el líder ucraniano fue aclamado por la multitud y agasajado por diputados y otras personalidades argentinas que se fotografiaron con él y publicaron sus selfis en las redes con mensajes de apoyo a Ucrania.

Este entusiasmo por Zelenski ha recordado a muchos en Ucrania sus primeros viajes a Europa y Estados Unidos, en los que era recibido como un héroe.

La toma de posesión de Milei también ofreció a Zelenski una oportunidad inesperada: la de dirigirse personalmente al único líder europeo que se opone abiertamente al comienzo de las negociaciones de adhesión entre Ucrania y la UE.

Sentado por el protocolo a apenas un lugar de separación del primer ministro húngaro, Víktor Orbán, Zelenski mantuvo con éste un intenso intercambio verbal que el jefe del Estado ucraniano calificó después de “conversación muy directa” sobre “asuntos europeos”.

Abrir o no negociaciones

Los dos mandatarios hablaron, presumiblemente, de la decisión que los Veintisiete deben tomar en su cumbre el jueves y viernes sobre la apertura de negociaciones de adhesión con Ucrania, cuyo ministro de Exteriores, Dmitró Kuleba, se reúne hoy en Bruselas con su homólogo húngaro, Péter Szijjártó, por primera vez desde que empezó la guerra.

Orbán ha adelantado que utilizará el derecho a veto que tienen todos los Estados para frustrar este paso hacia la UE de Ucrania. Desde el comienzo de la invasión rusa, el primer ministro húngaro ha pedido que se negocien cesiones al país invasor y que no se arme a Kiev.

Hungría justifica su ‘no’ a la apertura de negociaciones con Kiev en la insuficiencia de sus reformas y en las supuestas deficiencias de una ley de minorías que Ucrania volvió a enmendar la semana pasada para alinearla a las recomendaciones europeas.

Con el frente estancado y la continuidad de la ayuda de EE.UU. en entredicho, Ucrania aspira a recibir un espaldarazo de Europa con una decisión positiva unánime de los Veintisiete que permita abrir las negociaciones de ingreso.

La Comisión Europea ha alabado el grado de cumplimiento por parte de Ucrania de las reformas que se le exigen para dar ese paso, y recomienda a los Estados miembros que voten a favor.

Mientras los líderes europeos buscan fórmulas para apear a Hungría de su veto, la administración de Zelenski trabaja en dos frentes para desatascar el flujo de ayuda de Washington y cerrar el año con una victoria política que acerque al país a la UE.

- Advertisement -spot_img

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Latest article