25.4 C
Santo Domingo
sábado, abril 20, 2024

Gobierno dice Haití ha hecho violación flagrante a territorio

Must read

En un comunicado leído por el canciller Roberto Álvarez, se llama a Haití a ratificar las delimitaciones fronterizas

Ante los eventos ocurridos recientemente en la frontera domínico-haitiana como el impedimento del patrullaje de las tropas dominicanas en la zona y el intento de nacionales haitianos de remover la pirámide número 13 que traza límites entre ambas naciones, el Ministerio de Relaciones Exteriores de República Dominicana consideró ayer todas esas acciones como una violación flagrante al territorio dominicano.

Por esta razón, el canciller dominicano, Roberto Álvarez, llamó a las autoridades haitianas a que asuman el control del orden en su territorio y eviten nuevas situaciones que sigan agravando lo que de entrada calificó de ya “delicada situación”, sobre todo en momentos en que la Cancillería haitiana emitió la noche del pasado miércoles un comunicado en el que alega que, de acuerdo con observadores, República Dominicana ha invadido el territorio de la vecina nación.

Durante una rueda de prensa celebra al mediodía de ayer en la Cancillería dominicana, Roberto Álvarez dijo dudar de que Haití busque solucionar el conflicto actual que comenzó a empeorar cuando hace unos meses haitianos insistieron en la construcción ilegal del canal sobre el río Dajabón o Masacre.

“Tenemos derecho a pensar que la buena fe y la transparencia mostrada por la parte dominicana ha sido instrumentalizada por las autoridades haitianas para no asumir la responsabilidad de enfrentarse a quienes han impuesto la situación que se viene presentando desde que se inició la ilegal construcción del canal sobre el río Dajabón”, manifestó el canciller.

“Aquí, lo sucedido es una violación flagrante al territorio dominicano por parte de sectores que, hasta hace poco, se nos decía que actuaban autónomamente. Hoy nos preguntamos si realmente existe la voluntad de ‘remediar el conflicto’ de la parte haitiana”, agregó.

Fue en ese sentido que el ministro de Relaciones Exteriores dominicano hizo un llamado “enérgico” a las autoridades para que asuman el control del orden en su territorio y eviten nuevas situaciones que “sigan agravando la delicada situación”, según dijo en su exhortación.

Por los eventos acontecidos desde el pasado martes en la frontera, sobre todo en Dajabón y por el comunicado del Gobierno haitiano que afirma que esta nación está invadiéndolos, Roberto Álvarez solicitó en nombre del Gobierno dominicano “una ratificación pública que informe que no cuestionan en ninguna medida la actual delimitación fronteriza basada en los acuerdos de 1929, 1935 y 1936”.

“Afirmamos que la República Dominicana no ha violado de manera alguna la integridad territorial haitiana. El Gobierno de la República Dominicana reitera su voluntad al diálogo franco, transparente y responsable para resolver la actual crisis, pero manifiesta igualmente de manera contundente que tomará, con apego al derecho, todas las medidas necesarias para preservar su integridad territorial”, manifestó.

Cronología de los hechos

El canciller dominicano mencionó que todo lo que ha llevado al Gobierno dominicano a tener que llegar a estos pronunciamientos comenzó el pasado martes 7 de noviembre en el perímetro de la verja fronteriza en territorio dominicano, muy cerca del canal ilegal que construye Haití en el río Masacre-Dajabón. Allí un grupo de haitianos realizó una manifestación con quema de neumáticos e intentaron cavar una zanja para impedir que el Ejército de República Dominicana patrullara en la zona.

Roberto Álvarez estableció que el mismo martes 7 de noviembre, el director de Comunicaciones de la Presidencia dominicana emitió un comunicado en el que calificó como una provocación esta manifestación y que, además de esto, ese día se produjo una conversación telefónica entre los cancilleres de República Dominicana y Haití, para hablar de la situación.

“El ministro Geneus (de Haití) me dijo que se comunicaría con el primer ministro Henry para que enviaran una fuerza y replegaran al grupo de manifestantes. También conversé directamente con el primer ministro Henry. Posteriormente enviaron esa fuerza a la zona y retiraron a los manifestantes”, comentó Álvarez.

De acuerdo con la cronología de los hechos citados por el canciller dominicano, después de esto, el pasado miércoles, 8 de noviembre, unos haitianos intentaron remover la pirámide número 13 y que, ante este hecho, nuevamente se comunicó con el canciller haitiano, quien le dijo que eso era inaceptable, por lo que le adelantó que le enviaría una nota diplomática recordando que los límites fronterizos son inamovibles, inapelables, los establecidos en el tratado de 1929, en el protocolo de 1935 y la revisión de 1936.

“Le expresé al ministro Geneus que esperaba que ellos hicieran algo similar”, enfatizó Álvarez.
Aunque el canciller dominicano sostiene que tuvo esas conversaciones con su homólogo haitiano, este explicó ayer que, después de esto, la Cancillería haitiana emitió un comunicado en el que alega que, de acuerdo con observadores no identificados, República Dominicana había invadido el territorio haitiano.

Ante esto, Álvarez manifestó en el comunicado que en el Gobierno dominicano han quedado perplejos frente a los términos de la parte haitiana que alega que el Ejército de República Dominicana tomó acciones provocadoras que incluyen supuestas violaciones del espacio haitiano, tanto aéreo como terrestre.

“Según el comunicado, ‘observadores’ indicaron que los militares dominicanos habían violado el territorio haitiano, aparentemente como respuesta a lo que se considera como una incursión haitiana en suelo dominicano, algo que rechazamos rotundamente. Está confirmado que los eventos en cuestión fueron iniciados por ciudadanos haitianos que irrumpieron en territorio dominicano excavando una zanja en territorio dominicano con el propósito de impedir las labores de las patrullas fronterizas”, puntualizó.

“Comunicado haitiano muestra tendencia manipuladora”

Al referirse al evento, señaló que mientras los haitianos llevaban a cabo esa acción arriaron y se apropiaron de una bandera dominicana que demarcaba el suelo patrio, a la vez que vandalizaron la pirámide número 13.

“Todo eso ocurrió con el apoyo de personas que portaban armas de fuego, de incierta filiación institucional, porque aún no sabemos si pertenecen a algún cuerpo oficial haitiano. La gravedad de estos hechos está muy bien documentada, no por supuestos ‘observadores’ mencionados en el comunicado haitiano, sino por grabaciones videográficas que se difundieron ampliamente el mismo día. En ellas se muestra a los militares dominicanos intentando convencer pacíficamente a los violadores de su error al considerar la nueva valla perimetral inteligente que se construye en la zona como límite fronterizo”, advirtió.

“En ese comunicado se muestra una tendencia manipuladora que intenta presentar a los dominicanos como los provocadores, cuando en realidad son quienes han mostrado gran ecuanimidad frente a los depredadores. El único herido de esos incidentes fue un ciudadano haitiano agredido a pedradas por sus propios connacionales al intentar tranquilizar la turba”, precisó durante la rueda de prensa.

Ejécito dice miembros han sido prudentes

El comandante general del Ejército de la República Dominicana, Carlos Antonio Fernández Onofre, aseguró ayer que los miembros de la institución que han estado apostados en la frontera han actuado con prudencia en todo momento, pero con firmeza. “Ningún soldado de los que están apostados en la frontera actuaron a la ligera, todos actuaron de acuerdo con lo programado en los entrenamientos que tiene cada unidad”, apuntó.

Fernández Onofre dio la seguridad, en tal sentido, de que de todas formas, el Ejercito va a cumplir con su sagrada misión consignada en la Constitución de proteger la integridad y la soberanía territorial de la República Dominicana.

- Advertisement -spot_img

More articles

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Advertisement -spot_img

Latest article